¿Qué 3 cosas tengo que cumplir para que me den una hipoteca?

Los criterios de concesión de una hipoteca para comprar casa, son cada día más exigentes, por lo que se hace necesario conocerlos a fondo. Con este panorama resulta fundamental conocer las condiciones imprescindibles que debemos cumplir para conseguir ese préstamo hipotecario que necesitamos para comprarnos nuestra casa.

Los criterios de concesión de una hipoteca para comprar casa, son cada día más exigentes, por lo que se hace necesario conocerlos a fondo.

La facilidad para conceder hipotecas de los años previos al estallido de la burbuja no volverá, dado que los bancos ahora son más cautos a la hora de conceder hipotecas, aunque esto no signifique que se ha cerrado el grifo del crédito

Con este panorama resulta fundamental conocer las condiciones imprescindibles que debemos cumplir para conseguir esa hipoteca que necesitamos para comprar nuestra casa, que podríamos resumir en:

1.Tener ahorrado el 30% del precio de compra de la casa

Uno de los requisitos para pedir una hipoteca es disponer de ahorros suficientes, ya que actualmente los bancos no financian el 100 % del valor de la casa a comprar, sino que solo prestan hasta un 80 % de ese valor, el más bajo entre tasación y compraventa. El 20% restante lo tienes que poner tú.

Pero, además, tienes que contar con los  gastos de compraventa y formalización de la hipoteca que rondan el 10% del total de la compra de la casa. Por tanto, para plantearte comprar una casa debes tener ahorros por valor de un 30% del importe de la casa. Por ejemplo, si la casa cuesta 150.000 euros, debemos contar con unos ahorros de 45.000.

2.Tener trabajo estable con ingresos suficientes

Para que el banco nos conceda la hipoteca tendremos que contar con un empleo estable con una duración indefinida, antigüedad laboral y un salario elevado, entendiendo por estabilidad laboral, una vida laboral continuada superior a 2-3 años. Generalmente se valora más a los funcionarios o a asalariados con contrato fijo y varios años en la misma empresa y menos a los asalariados con contrato temporal o a los autónomos

Actualmente las entidades bancarias exigen domiciliar ingresos como mínimo de 2.000 € entre todos los titulares (unidad familiar). Por lo que si tenemos una nómina inferior a este valor, tendremos que solicitar la hipoteca junto con otro titular, cuyos ingresos sumados a los nuestros superen los 2.000 €.

En general no conseguiremos que nos den una hipoteca que equivalga a una cuota de más del 30- 40% de lo que ganemos. Por ejemplo, si tu sueldo es de 1.500 euros, no te permitirá pagar una cuota mayor de 525 euros.

Si no alcanzas los ingresos mínimos, lo más recomendable es no embarcarse en una deuda que durará décadas y optar por el alquiler.

3.Estar abiertos a vincularte con el banco

Los bancos no se conforman con que le contratemos una hipoteca, sino que hacen imprescindible la contratación de otros productos que les aseguren una mayor “fidelidad” del cliente y además aporten mayor rentabilidad. Se trata normalmente de la domiciliación de nómina y los recibos habituales suministros, contratación de un seguro de vida y otro de hogar, y otras opciones de aportaciones a fondos de pensiones u otro tipo de seguros. Cuanto mayor sea la vinculación, mayor será nuestra capacidad para obtener un mejor precio.

Comprueba cada uno de los puntos, y haz tus propios cálculos, después ya puede acudir a por tu préstamo con mayor seguridad.

Si tienes alguna duda sobre comprar, vender o alquilar inmuebles, puedes hacernos las consultas gratis a través de nuestra Web: www.confia-t.comen la pestaña de contacto. Y, le responderemos a la mayor brevedad posible.

Si ves el contenido interesante puedes suscribirte a nuestro BLOG

Publicado por Fernando Hernandez

Deja un comentario