Comprar casa de 2ª mano: diez mil ojos

Nuestra casa es la posesión más importantes que vamos a tener, haremos nuestra vida con nuestra familia. Por eso antes de comprar casa 2ª mano la tenemos que mirar con diez mil ojos. 

Nos podemos encontrar con un problema constructivo muy a menudo, tenga la casa 30 años como menos de 12 años (actual Código Técnico de la Edificación (CTE) que es el conjunto de normativas que regulan la construcción de edificios en España desde 2006) por que la mano de obra de la constructora no era muy cualificada, los técnicos novatos, las prisas por construir (burbuja inmobiliaria), etc., han hecho que esconder muchos defectos de la obra, debajo de la alfombra.

Rara es la casa que no tiene algún problema, que pasado los años se agravan. 

Elegir tu casa sin prisas

Elegir bien una casa, por que va a ser para toda la vida hay que tener los ojos bien abiertos. Y, mirar, mirar, mirar:

  • El estado general del edificio donde se encuentra la casa, averiguar si está previsto hacer reformas en un plazo corto de tiempo. Lo que implica futuras derramas.
  • Si le corresponde tener pasada la «Inspección Técnica del Edificio», que según cada Ayuntamiento en función a los años que tenga el edificio.
  • Mirar sin prisas el estado de las cañerías, los cierres, las ventanas, la pintura, los suelos, los techos. Y, los sitios menos visible, como el interior de los armarios, los baños, las acometidas de agua, y mirar bien aquellas zonas recién pintadas , por si ocultan humedades. Mirar los garajes y trasteros.
  • Vicios ocultos
  • Visitar la casa en distintos horarios del día, por la mañana, por la tarde y por la noche. Ver orientación, luz, ruidos, etc.
  • Mirar, con tus ojos, los de tu familia, los de tus amigos, los de los expertos,…mirar,mirar y mirar.

Antes de comprar, prevenir

En todo caso, cuando se va a comprar una casa, se debe averigua lo máximo posible de la misma.

Planos, memoria constructiva y de materiales, calidades, certificado energético, cédula de habitabilidad, inspección técnica de edificios, datos urbanísticos, libro del edificio, etc.

Si es posible, recabar información de la constructora que la hizo (si existe), de los edificios de al lado, del entorno y analizar con el asesoramiento de un experto lo que no se ve, y, ante cualquier duda que se tenga, consultar, sobre normativas urbanísticas, servidumbres, vicios ocultos. 

Siempre es mejor, ante cualquier duda razonable, desistir de la compra de la casa , aunque sea la que encaje en nuestros gustos. Preferible prevenir que curar. Seguro que aparecerá otra casa que ocupará su lugar.  Haberlas haylas. 

Desgraciadamente,  se recurre a los expertos «después» de la aparición del problema, y no para prevenirlo. Por ello, lo mejor es conocer todo sobre la casa antes de comprarla

 

Publicado por Fernando Hernandez

Deja un comentario