Negocia tu hipoteca, antes de comprar casa

Antes de buscar casa, elige la hipoteca. Si sabes que hipoteca te pueden dar los bancos, sabrás qué casa te puedes comprar.

La hipoteca es uno de los compromisos financieros más importantes en la vida de una persona, negociala, te compromete durante muchos años. 

Negociar

Negocia con los bancos que hipoteca puedes conseguir con los ingresos de que dispones, por eso, antes de comprar casa comprueba que te va a dar los bancos, pide una oferta vinculante.

La mejor forma de negociar la hipoteca es tener más de una oferta sobre la mesa. Por eso debes visitar varias entidades y sucursales para buscar la mejor propuesta.

“Tres” ofertas es lo ideal. Ir a tres bancos y conseguir tres ofertas vinculantes  para poder comparar y elegir la que más te convenga.

Para empezar, exige siempre todo por escrito, pide documentos con las ofertas y estudia la letra pequeña antes de decirte por alguna.

Empieza por acudir a tu banco de toda la vida, que es la que mejor conoce tu perfil, tus ingresos y tus gastos. Luego habrá que contrastar con las ofertas de los otros bancos.

No te fíes de aquel banco que te pida una oferta de otro banco para hacerte la tuya, para comparar. Que te diga cuales son sus condiciones y tu decides.

Para saber qué hipoteca elegir, no te fijes solo de la cuota mensual que te va a quedar sino de la totalidad que pagarás. .

En una hipoteca tienes dos variables: duración de la hipoteca y tipo de interés.

La cuota es el resultado de ambas y especialmente de la segunda, que es la que puedes elegir. Cuanto más largo sea el préstamo menor será lo que pagues cada mes. A cambio pagarás más intereses por la casa y al final te costará más.

Por ejemplo, para una hipoteca de 120.000 euros a 30 años y un interés del 1,8%, desembolsarás 44.238 euros en intereses al banco. Reduce el plazo a 20 años y sólo darás 28.728 euros. Como ves, pagar antes tiene sus ventajas.

Analiza los productos asociados

La hipoteca es el producto preferido de los bancos para fidelizar a los clientes y venderles más productos y servicios.

Lo primero que debes tener claro es que el banco no puede obligarte a contratar ningún producto más allá de la cuenta corriente. El resto deberá bonificarlos mejorando las condiciones de la hipoteca.  Eso sí, te advertimos que si no lo suscribe, no espere pagar el mismo tipo de interés.

Pero una vez pasado el primer año, en la práctica el seguro de hogar se considera no negociable, se podría dar de baja o negociar una reducción de la prima aportando las contraofertas de otras compañías.

A partir de ahí tu trabajo será valorar si merece la pena contratar el seguro de vida del banco vinculado a la hipoteca o buscar otro por tu cuenta, y lo mismo con el seguro de vida y el resto de productos.

Lo mismo ocurre con las domiciliaciones de nóminas, suministros, las tarjetas o el seguro de vida.

Pero tienes que tener en cuenta que una hipoteca con un buen tipo de interés, sin vinculaciones es un “sueño”.

En cualquier caso, la nueva ley hipotecaria (todavía no ha sido aprobada) obligará a las entidades a presentar una oferta diferenciada con y sin productos añadidos.

Si tienes alguna duda sobre comprar, vender o alquilar inmuebles, puedes hacernos las consultas gratis a través de nuestra Web: www.confia-t.com, en la pestaña de contacto. Y, le responderemos a la mayor brevedad posible.

Publicado por Fernando Hernandez

Deja un comentario