Casas en la costa de Sanlúca, Rota y Chipiona

El precio de las casas en la costa de Sanlúcar, Rota y Chipiona, se ha mantenido prácticamente estabilizado, aunque las ventas ha experimentado una ligera subida. Se observa mayor actividad en la compra de segundas residencias en la playa.

Los precios en las localidades de la Costa Noroeste muestra indicios de mejora, con valores estables o pequeños repuntes en Sanlúcar y Chipiona. Aunque los precios se han mantenido constantes en los últimos años, se prevé subida de precios,  porque las casas de segunda mano seminuevas de los años 2003 a 2007 ya se están agotando. Y, la construcción de nuevas promociones no es muy significante.

Predomina la segunda mano sobre la obra nueva. El alquiler se centra, en el caso de pisos, en inmuebles de 80 m2, con 2 dormitorios, 2 baños y calidades medias. Y, en unifamiliares en urbanizaciones , con superficies medias de 100 m2, con 3 dormitorios 2 baños, calidades medias y zonas comunes. El importe del alquiler está al alza.

El precio medio de una casa vacacional en primera linea de playa está en:

Pisos: 1.500 €/m2, con una superficie media entre 80 a 95 m2, de 2 o 3 dormitorios y 15 años de antigüedad.

Unifamiliar: 1.600 €/m2, un adosado de 2 plantas en urbanización, con 3 dormitorios y una superficie media de 110 m2.

Se están iniciando obra nueva en Costa Ballena (Chipiona), pisos en bloque abierto distribuidas en casas de 2,3 o 4 dormitorios.

En el último año se han incrementado las ventas, debido al comprador  extranjero y la compra como inversión. Aunque, el comprador principal es nacional, procedente de Sevilla, Córdoba, Madrid Extremadura. Es buen momento para comprar una segunda casa en Sanlúcar, Rota y Chipiona, como vacacional, para disfrutarla en verano,o como inversión para alquilar en invierno. 

Si tienes alguna duda sobre comprar, vender o alquilar inmuebles, puedes hacernos las consultas gratis a través de nuestra Web: www.confia-t.com, en la pestaña de contacto. Y, le responderemos a la mayor brevedad posible.

 

Publicado por Fernando Hernandez

Deja un comentario