Comprar casa sin estrés

El  comprador pasa varios años ahorrando para invertir en su futura casa, meses en su búsqueda y semanas en encontrar la mejor hipoteca. Con todo este esfuerzo es normal que se quieran evitar errores,  que nos pesaran para siempre. Evitar no equivocarse, genera estrés. Hay muchas casas, pero hay que evitar equivocarse. Mejor comprar sin prisas.

Comprar una casa debería ser una experiencia emocionante en la vida de una persona, sin embargo cuando te enfrentas a este proceso sin estar preparado, genera mucho estrés.

¿Será buen momento para comprar? ¿Qué hipoteca me conviene? ¿El propietario/vendedor/inmobiliaria me engañará? ¿Tendré trabajo en 10 años?

Hay muchas claves para estar preparado e informados. Aquí algunas:

Primero.- Puedo pagarla. Antes de lanzarse a la compra de una casa, hay que tener conciencia  de que financieramente nos lo podemos permitir y saber cuánto podemos pagar como máximo. También conocer el precio medio de las casas en la zona que nos interesa.

Segundo.- Ajustar las expectativas. Tenemos que tener claro tres o cuatro cosas que son  fundamentales para formar nuestro hogar familiar. No debemos tener prisas, ni buscar la casa ideal en un principio, sino aquella que cubra nuestras necesidades imprescindibles.

Tercero.- Ser optimista. Aunque algunas veces desees dejarlo, no debes frustrarte, es casi imposible encontrar lo que deseas en las primeras visitas. Lo importante es pensar que cada casa que vemos estamos mas cerca de encontrar la nuestra.

Cuarto.- Ser detective. Es importante saber porque vende el propietario. Si vende por necesidad, o por comprar otra, o por otro empleo fuera, desde cuando tiene la casa en venta, etc. Es importante para negociar el precio, si te gusta. También averiguar todo sobre de la casa: vecinos, vicios ocultos, gastos comunidad, hipotecas, servidumbres, el entorno……

Quinto.- Un especialista. Que solo defienda tus intereses. Al vendedor lo defiende la inmobiliaria. Apóyate en un asesor  inmobiliario del comprador. Te ahorrará al menos 70% del tiempo de búsqueda, pues evitará que pierdas el tiempo con casas que no encajan en tu perfil. Aunque se trata de una decisión muy personal,  contar con los consejos de un experto puede ser de gran ayuda, al conocer el  mercado local y el precio de las casas en la zona, ayudándote a realizar una oferta realista al vendedor.

El  comprador pasa varios años ahorrando para invertir en su futura casa, meses en su búsqueda y semanas en encontrar la mejor hipoteca. Con todo este esfuerzo  es normal que se quieran evitar errores,  que nos pesaran para siempre. Hay muchas casas, pero hay que evitar equivocarse. Mejor comprar sin prisas.

Imagen de Diagnostrum

Publicado por Fernando Hernandez

Deja un comentario