¿Cómo evitar errores al comprar una casa de segunda mano?

Los tiempos han cambiado y las casas se venden en ferias, agencias inmobiliarias y oficinas de banco procedentes de embargos, daciones en pago o promociones nuevas y terminadas pero deterioradas al no haber sido ocupadas. Para comprar casa de segunda mano, las visitas a las "candidatas a ser tu futuro hogar" son decisivas.

Comprobar el estado en el que se encuentra una casa de segunda mano, que queremos comprar es fundamental, para detectar posibles problemas ocultos que den lugar que tengamos que hacer una gran reforma, más dinero, y que nos den un gran disgusto a posteriori.

Una vez seleccionada la casa que vamos a visitar, debemos hacer una revisión detallada, comprobando cuestiones tan importantes como que las instalaciones de gas, luz y agua funcionan correctamente. Verificar si las medidas de las habitaciones coinciden con la información que nos han aportado. Tenemos que saber si la casa ha tenido algún tipo de reforma, preguntaremos cuáles han sido esas reformas y comprobaremos el estado en el que se encuentran. Debemos visitar la casa a distintas horas del día para así tener una idea sobre la luminosidad, los ruidos, obtener información de los vecinos, muy valioso para conocer problemas en la comunidad, por ejemplo.

Es muy importante analizar cómo está la casa, porque aunque el precio es menor que en una casa nueva, hay que calcular el gasto que tendremos que hacer en la reforma. Y, así para evitar males mayores, hay que prestar atención a todos los detalles durante la visita a la casa y no dudar en hacer todas las preguntas necesarias al propietario o agente inmobiliario o representante del vendedor.

Lo más importante en la “revisión” entre otras cosas, puede ser en lo siguiente:

1.- Debemos conocer la antigüedad de la casa.

Conocer cuando se construyo la casa da una idea más clara de los materiales y los sistemas de construcción empleados. Por ejemplo, cuando se comprar casas con más de 25 años, la reforma suele ser integral, con unos gastos de reformas que pueden estar entre 800 y 900 €/m2. Si es una vivienda entre 5 a 15 años, requerirá pintura, reparación del suelo, cambio cuarto baño, y tendrá un coste entre 250 y 300 €/m2.

2.-Revisar el edificio donde se encuentra la casa.

A la hora de valorar la casa hay que fijarse en el estado del edificio, porque si presenta algún problema en su estructura, ascensor, etc., seguramente se tenga que hacer frente a derramas importantes para su reparación.

3.- La ubicación de las instalaciones generales

Comprobar dónde está los muros de carga y las bajantes porque condicionarán la reforma si se quiere hacer un cambio en la distribución de la casa, por ejemplo, mirando las alturas, si necesitas un falso techo para el aire acondicionado, así como el nivelado de los suelos, porque si hay mucho desnivel, el arreglo supondrá más gasto.

4.- Fijarse si existen humedades.

Hay que mirar si hay manchas en las paredes o incluso hongos; si falta algún azulejo en los alicatados, o se levantan losas del suelo o las tablas en el parquet.

5.-Comprobar el estado de la fontanería.

A pesar de que las tuberías no están a la vista, existen indicios claros para determinar si están en buen estado o no, como por ejemplo, abriendo los grifos de los baños y de la cocina, nos pueden dar una pista de su estado. Si las tuberías son antiguas, o están en mal estado, notaremos una falta de presión, producida en la mayoría de los casos, por depósitos en las tuberías, o cuando no, son los desagües los que no tragan a la velocidad adecuada. Los problemas de fontanería también se detectan por el olor. Si huele mal al entrar en la casa, tenemos que revisar bien los inodoros o la red general.

6. Comprobar la red eléctrica.

Solo cumplen con el reglamento de la red eléctrica las casas las más nuevas, cuando compramos una casa de segunda mano, lo más conveniente es renovar la instalación eléctrica, adaptar el cableado, el cuadro y los limitadores de potencia. La potencia contratada se puede saber a través de las facturas del anterior propietario, pero hay que tener en cuenta que si se modifica la potencia se debe contratar un nuevo boletín eléctrico al instalador oficial.

7.-Averiguar la orientación de la casa

Es importante la orientación para determinar el gasto que precisará de calefacción en invierno y refrigeración en verano. También es aconsejable comprobar los cerramientos externos para saber si la estanqueidad es correcta. Como hacer varias visitas a distintas horas del día. De esta forma, se puede observar si la casa es luminosa u oscura, si es ruidosa en ciertos momentos o si los vecinos son molestos.

8.-Buscar asesoramiento experto

Deje se ayudar por un asesor especialista en compradores, que solo defienda sus intereses como comprador, que no sea un intermediario, un agente doble, que defiende los intereses comprador y vendedor, sino que defienda de forma profesional al comprador, ayudando a revisar todos los aspectos de la casa, además de facilitar la documentación necesaria para poder comprobar todo lo que hemos señalado en los puntos anteriores. Y, si la casa le sigue interesando, debe acompañarse en una segunda o tercera visita de un arquitecto para que aporte su punto de vista sobre las reformas necesarias y el presupuesto de realización. De esta manera, tendremos mejores argumentos a la hora de negociar el precio de la casa.

Los tiempos han cambiado y las casas se venden en ferias, agencias inmobiliarias y oficinas de banco procedentes de embargos, daciones en pago o promociones nuevas y terminadas pero deterioradas al no haber sido ocupadas. Para comprar casa de segunda mano, las visitas a las «candidatas a ser tu futuro hogar» son decisivas.

Si tienes alguna duda sobre comprar, vender o alquilar inmuebles, puedes hacernos las consultas gratis a través de nuestra Web: www.confia-t.com, en la pestaña de contacto. Y, le responderemos a la mayor brevedad posible.

Si ves el contenido interesante puedes suscribirte a nuestro BLOG

Publicado por Fernando Hernandez

Deja un comentario