Comprar casa para reformar

Comprar casa para reformar es una opción interesante si quieres vivir en el centro de la ciudad.

 

Tanto  si quieres vivir en ella o como inversión para alquiler,  comprar casa para reformar puede contar con interesantes ventajas, y no solo, porque la puedes diseñar a tu medida, sino que la puedes comprar por un mejor precio de mercado y posiblemente en los lugares más céntricos de la ciudad.

Antes de tomar la decisión así, se debe analizar los puntos fuertes y débiles de la casa a comprar, estudiando tanto sus factores internos como externos.

Entre los factores internos: la forma del perímetro del piso, aislamiento, iluminación, la puerta de entrada, número y ubicación de las ventanas, los muros de carga, las bajantes de saneamiento,  ventilación de baños y cocinas y las montantes de agua y calefacción central., etc.

Sin olvidar que los factores externos a la propia casa, como la ubicación, calidad y estado de conservación del edificio donde se encuentre, como son los vecinos, servicios comunes, etc.

Algunas de las ventajas que tiene comprar casa para reformar son:

1.-La principal es que puedes reformar todo a tu gusto, a lo que siempre has soñado.

2.-Estas casas suelen estar situadas en las mejores zonas de la ciudad, en el centro, por lo antiguos que son.

3.-Dan mejores oportunidades para negociar su precio. Porque hay que invertir tiempo y dinero, y no todo el mundo lo quiere hacer, cosa que hace que baje su precio.

Pero lo fundamental a la hora de comprar para reformar: es saber cuánto te va a costar el precio de la reforma, no solo para negociar el precio de compra, sino para que luego no te encuentres con sorpresas desagradables una vez comprado.

Para saber el precio de la reforma, lo mejor es hacer la primera visita con un profesional, y poder hacer una oferta en firme al vendedor, sabiendo su coste. Porque si vas, con el profesional en la segunda visita, el vendedor puede entender que estas interesado en la casa y bajar menos el precio de venta.

Nuestro consejo en el caso de reformas importantes es acudir a profesionales: arquitectos, aparejadores.  Que te harán el seguimiento de la obra paso a paso, y te ahorrarán dinero, haciendo que el contratista –reformista se entienda con ellos, que te pidan distintos presupuestos a albañiles con profesionalidad y garantías. Al final lo agradecerás, y sobre todo, te ahorras tiempo y preocupaciones. Merece la pena.

La verdad, es que comprar una casa, piso, o cualquier inmueble antiguo o viejo, para reformarlo a tu gusto es una posibilidad, tanto como casa habitual, segunda vivienda o inversión, que te puede ahorrar bastante dinero.

Si tienes alguna duda sobre comprar, vender o alquilar inmuebles, puedes hacernos las consultas gratis a través de nuestra Web: www.confia-t.com, en la pestaña de contacto. Y, le responderemos a la mayor brevedad posible.

Publicado por Fernando Hernandez

Deja un comentario