Mes: diciembre 2016

Guía para comprar vivienda en Sanlúcar de Barrameda

guia-compra-vivienda-en-sanlucar-de-barrameda-1

La decisión de comprar una vivienda es una de las más importantes y emocionales en la vida de una persona. El proceso parece complejo, no conocer todos los trámites y papeleos provoca estrés, pero esta aventura personal será emocionante y un hito en tu vida.  Con esta Guía para comprar casa en Sanlúcar de Barrameda os explicamos cada uno de los momentos con pautas y consejos para que el proceso sea sencillo.

Si queréis descargaros nuestra Guía puedes hacerlo en nuestra aquí

Publicado por Fernando Hernandez en Comprar, 0 comentarios

Que debes saber si vas a financiar la compra de una casa

hipoteca-casa-compra

La compra de una vivienda es uno de las decisiones  económicas más importantes que puede realizar una familia. Para la contratación de una hipoteca es importante tener en cuenta cuestiones como las distintas  modalidades de hipoteca, los tipos TIN y TAE o los gastos más habituales, entre otras.

La mayoría de los compradores optan por la financiación a través de una hipoteca ya que el importe de la inversión a realizar para la compra de una casa es bastante elevado.

No obstante, antes de contratar una hipoteca es necesario conocer qué es el TIN y el TAE, así como los gastos más corrientes en la compraventa y la hipoteca, el importe máximo al que podemos aspirar y que nos concederá el banco, y las diferencias entre las hipotecas de tipo fijo, variable o mixto.

Cuestiones importantes a saber antes de contratar una  hipoteca

En el momento de establecer las condiciones de la contratación de una hipoteca  para financiar la compra de una casa, debemos tener claros una serie de nociones básicas.

1.- Diferenciar los tipos TIN y TAE:

  • TIN (tipo de interés nominal):es el coste que el contratante de la hipoteca tendrá que pagar por recibirla, es decir, el interés que el banco cobrará por financiar el importe que solicitamos.
  • TAE (tasa anual equivalente):es un indicador que establece el coste efectivo de un producto financiero en un plazo concreto. Esta tasa tiene en cuenta la duración del préstamo, además de los costes de trámite de la hipoteca (tasación, gastos de gestoría, impuestos, gastos del registro de propiedad) y los destinados a remunerar al banco mediante la contratación de servicios adicionales, que suelen ofrecer las entidades para así otorgar bonificaciones al contratante (seguro multirriesgo de hogar, seguro de vida…), más la comisión de apertura que establecen algunas entidades financieras en el momento de contratar la hipoteca.

2.- Gastos más habituales:

El comprador de la casa afronta el pago de los gastos de la compra de la casa y los  formalización de la hipoteca. Estos gastos suponen entre un 10% y un 15% del total de importe de la compraventa. Algunos ya los hemos mencionado en el apartado referido al cálculo del TAE: tasación, registro de la propiedad, notaría, gestoría, impuestos …

En función de nuestra situación financiera en el momento de realizar los trámites de contratación de una hipoteca, debemos considerar también el importe máximo que nos puede financiar la entidad bancaria. En la actualidad, la mayoría de entidades bancarias con hipotecas para la compra de viviendas ofrecen hasta un 80% del valor de tasación y compraventa. En el caso de la compra de 2ª  vivienda, la financiación se reduciría hasta el 60%. Por consiguiente, para adquirir una vivienda en propiedad es prácticamente imprescindible disponer de los ahorros suficientes para afrontar los gastos de tramitación de la hipoteca, la formalización de la compra y aportación recursos propios (que se corresponde normalmente con el 20% restante del total del precio final de la casa, financiada en un 80% por la hipoteca).

3.-Tipos de hipotecas

En este momento, la mayoría de entidades financieras disponen de una oferta de hipotecas que contempla tres variables referidas a los tipos de interés:

  • Hipotecas a tipo fijo
  • Hipotecas a tipo mixto
  • Hipotecas a tipo variable

 Hipotecas a tipo fijo: la ventaja de este tipo de productos es que el comprador tendrá la seguridad de que pagará el mismo importe de la cuota durante el periodo de duración de la hipoteca y no tendrá incrementos en la misma si se produce una subida del tipo de interés.

Hipotecas a tipo mixto: Son las que disponen de condiciones en las que durante un periodo de tiempo (entre 5 y 20 años como máximo) se establece un tipo fijo basado en el TIN y el resto de la duración del pago de la hipoteca se establece sobre la base de un tipo variable basado en el EURÍBOR, más la comisión para el banco (entre un 1% y un 1,5%). Normalmente las entidades bancarias aplican bonificaciones que pueden variar las condiciones establecidas, por ejemplo, si se contratan servicios adicionales como seguros de hogar, de vida o una cuenta nómina.

Hipotecas a tipo variable: En estas hipotecas se establece una tasa pactada entre el comprador y la entidad financiera que se renueva anualmente. Normalmente, la referencia para su cálculo es el EURÍBOR más un diferencial. Dada la situación actual de este indicador, este producto puede compararse con la hipoteca de tipo fijo, ya que ambas se benefician de intereses muy bajos. Pero si la evolución del indicador base (EURÍBOR) sufriera subidas en el futuro, esto supondría una variación al alza en la cuota.

Como podemos ver, las opciones son múltiples y adaptables a cada caso concreto, por lo que la ayuda y el asesoramiento de un especialista nos puede ser de gran utilidad a la hora de escoger el producto financiero más adecuado a nuestras necesidades en la compra de una casa.

Publicado por Fernando Hernandez en Hipoteca, 0 comentarios