¿Qué hacemos si hemos compramos una casa con desperfectos?

Si cuando empezamos a vivir en nuestra nueva casa, nos damos cuenta de algún defecto, y que la misma no se encuentra en las condiciones indicadas por el vendedor en el momento de la compraventa. Podemos reclamar.

casa-compra-despefcetos

Los vicios ocultos de las casas son defectos no visibles u ocultos que, en caso de aparecer antes de un determinado plazo desde firma de la compraventa, dan derecho al comprador a exigir al vendedor el saneamiento de la vivienda o inmueble, así como de la resolución del contrato o de la modificación de sus condiciones.

En el caso que nos encontremos con desperfectos o vicios ocultos, después de la compra de la casa, tenemos unos plazos concretos para poder reclamar al vendedor.

Para estos casos, el Código Civil establece que el vendedor está obligado a hacerse cargo de los vicios ocultos que tenga la casa, siempre y cuando los vicios o daños de los que adolece la misma la hagan impropia para el uso al que se destina, o si disminuyen o entorpecen su uso de tal manera que el comprador, de haberlo sabido, no habría adquirido la casa o, en todo caso, hubiera pagado menos por ella.

¿Qué se consideran vicios ocultos? entre otros:

– Vivienda afectada por derramas extraordinarias como consecuencia, por ejemplo, de obras de pavimentación y acerado e instalación de alumbrados, siempre y cuando dicha derrama fuera objeto de aprobación en junta general celebrada con anterioridad a la compraventa de la casa.

– Viviendas con problemas en las tuberías.

-Viviendas que adolezcan de aluminosis.

Demostrar las existencias de estos desperfectos o vicios ocultos corresponde al comprador de la casa, por lo que el mismo tendrá que reunir toda aquella documentación que acredite la existencia de los vicios así como la preexistencia de los mismos a la firma del contrato.

Es importante tener en cuenta que cuando la compraventa se lleva a cabo entre particulares no se actúa como consumidores, sino como particulares, normalmente en compraventa de casas de 2ª mano. Esto supone una gran diferencia en el tratamiento de los vicios ocultos, ya que como particulares acudimos a lo dispuesto en el Código Civil. En el caso de viviendas de segunda mano, y el plazo para reclamar desperfectos es de 6 meses.

Si la vivienda es de nueva construcción, las garantías que la Ley Ordenación de la Edificación  exige incluyen los siguientes plazos de reclamación de vicios ocultos:

  • Seguro del constructor para garantizar durante el plazo de 1 año el arreglo de los daños materiales por vicios ocultos que afecten a elementos de acabado de las obras.
  • Seguro del promotor para garantizar durante 3 años solución a los daños causados por vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones en cumplimiento de los requisitos de habitabilidad.
  • Seguro del promotor para garantizar durante 10 años el arreglo y la solución de los daños materiales por vicios ocultos que tengan su origen o afecten a la cimentación, soportes, vigas, forjados, muros de carga u otros elementos estructurales que comprometan directamente la resistencia mecánica y estabilidad del edificio. El importe mínimo del capital asegurado será de un 5%, 30% y 100% del coste final de la ejecución material de la obra respectivamente.

Con independencia de que el comprador descubra el vicio una vez adquirida la casa, tiene que demostrar que el mismo ya existía en el momento de firmar la compraventa.

 

Publicado por Fernando Hernandez

Deja un comentario